Imagen alojada por servimg.com

Carlos Cañas

Imagen alojada por servimg.com

3 de septiembre de 1924 San Salvador, El Salvador - 14 de abril de 2013 San Salvador, El Salvador

Profesor, pintor y dibujante salvadoreño, precursor del arte abstracto en su país y uno de los mayores exponentes en la historia de la pintura de El Salvador.

  1. Soy el que puede sacar cosas de la nada...
  2. El grabado tiene un lugar tan alto como la pintura.
  3. El arte abstracto lo hice yo, lo hice con escuela. Yo llegué al concepto de lo abstracto.
  4. Toca al artista en su proporcional correspondencia social, acelerar lo cultural positivo que la sociedad ennegrece.
  5. Nunca pinté para ganar premios, riquezas. La pintura ha sido mi modo de trabajo y tenía que producir. Pinté para vivir. Yo nunca tuve creencias derrotistas. Siempre me creí muy alto, elevado. Nunca pensé qué hace un pintor grande para los demás, sino qué puedo hacer para mí mismo, para sentirme gozoso de la pintura.
  6. ¿Qué ha sido lo más difícil de dedicarse a las artes plásticas? Que me acepten. Me han aceptado, pero no me han dado el abrazo. Y yo soy la prima donna, por decirlo así, soy el origen de la pintura contemporánea en El Salvador.
  7. Algo que me alegraría mucho sería que una obra sea capaz de generar determinados sentimientos, traducidos en ideas, palabras. Una forma de sentir que lo que uno ha hecho y deja en el mundo no pasa en vano y que habita el espíritu del otro.
  8. Es un solitario. La soledad es un mal natural en mí. Siempre he vivido solo. Me gusta estar solo. Soy el que vive en soledad eterna, pero buscando que esta soledad se desarrolle en creatividad...Es el oficio de pintar en el que deposito todas mis soledades.
  9. Cuando se escribía sobre mi pintura siempre me sacaban el cuento de mi ausencia de tradición pictórica, y que por carecer de ella estaba obligado a su adquisición -no de la mía sino que la de ellos- visitando sus museos.
  10. Cada día afirmó más mi idea de que, cuando un determinado hombre se torna un furioso defensor de sí mismo, llega con gran facilidad al sentido humano de la vida.
  11. Me siento feliz por encontrarme con esta obra que ya tiene muchos años de haber sido hecha y que estaba en el sueño de los justos.
  12. Lo político en el pintor no es excluyente de una voluntad de forma y estilo, ya que como modo estético denuncia las anomalías de una sociedad injusta.
  13. Los hombres son fantasiosos siempre quieren lo que está prohibido: la libertad, por ejemplo.
  14. El arte de la pintura lo encuentro como al grito que se reúne con otros gritos.
  15. Uno se ha comprometido muchas veces a lo largo de su vida, y ese compromiso puede coincidir o no con el otro, pero es el ejercicio de la libertad humana. La palabra compromiso tiene un profundo significado. Es muy difícil adentrarse mucho en su propio ser interior, darle una forma y una identidad legítima. Es un esfuerzo en que se nos va la vida, en ese compromiso por tratar de ser en el sentido más profundo.
  16. Describir una buena pintura es muy difícil. La técnica es sólo una parte, porque si no se sabe utilizar no es posible expresar nada con ella. Es en lo que expresas donde reside el arte. ¿Pero qué es lo que uno expresa? El arte es aquella cosa que no se da en la naturaleza. Yo sé lo que es el arte, y lo hago, pero no sé explicar lo que es. No hay fórmulas.
  17. El hombre no hace arte gratuitamente sino a través del tiempo. Es uno de los testimonios más claros y definido de su deseo por permanecer, por eso no creo en el arte efímero. El hombre no quiere morir, es el único ser vivo que tiene conciencia de sus límites y sabe que su vida es finita, y si bien lo puede aceptar, todos en el fondo quieren ser inmortales, pero se sabe, al mismo tiempo, que es imposible, es como la aceptación de una fatalidad.
  18. En España descubro al hombre, al ser humano. Yo conocía personas en El Salvador, pero no conocía al Hombre, no conocía qué es lo que un Hombre aporta a otro, así haga poesía, novela, pintura, cine o teatro, o haga cosas modestas. Eso es lo que yo descubro en España y eso es lo que yo le debo a España. Lo que a mí España me dio no tuvo tanto que ver con la pintura sino (con el hecho de) que me dio un humanismo.
  19. La vida me llevó a estar vinculado con el pueblo. Estoy amarrado a él. Mi pintura social no pintó al campesino como alguien derrotado, sino, todo lo contrario.

Fuente: Frases Y Pensamientos


Carlos Cañas

Esta categoría está vacía.