Imagen alojada por servimg.com

Carlo Collodi

Imagen alojada por servimg.com

24 de noviembre de 1826 Florencia, Italia - 26 de octubre de 1890 Florencia, Italia

Periodista y escritor italiano, creador del personaje "Pinocho".

  1. (...) ¿Qué murmuras entre dientes? Preguntó el Hada con acento de disgusto. Decía...-balbuceó el muñeco a media voz- que ahora ya me parece algo tarde para ir a la escuela. No, señor. Para instruirse y aprender, nunca es tarde.
  2. ¡Anda! ¡Parezco enterarnente un señorito! - Es verdad, replicó Goro; pero ten presente que los verdaderos señores se conocen más por el traje limpio que por el traje hermoso.
  3. ¡Nunca hubiera creído, chiquillo, que fueras tan delicado de paladar! ¡Malo, malo, y muy malo! En este mundo hijo mío hay que acostumbrarse a comer de todo, porque no se sabe lo que puede suceder. ¡Da el mundo tantas vueltas!
  4. (...) Entonces, ¿Por qué te has resistido tanto para beberla? Porque los niños somos así. Tenemos, más miedo de las medicinas que de la enfermedad. ¡Pues muy mal hecho! Los niños debierais recordar que una medicina a tiempo puede evitar una grave enfermedad, y aun la misma muerte.
  5. ¿Qué nombre le pondré? -preguntóse a sí mismo-. Le llamaré Pinocho. Este nombre le traerá fortuna. He conocido una familia de Pinochos. Pinocho el padre, Pinocha la madre y Pinocho los chiquillos, y todos lo pasaban muy bien.
  6. (..) Ahora ya sé, aunque tarde, que para tener honradamente unas pesetas hay que saber ganarlas con el propio trabajo, sea en un oficio manual o con el esfuerzo de la inteligencia.
  7. (...) Y ya que no te gusta ir a la escuela, ¿Por qué no aprendes al menos un oficio que te sirva para ganar honradamente un pedazo de pan?
  8. ¡Amigo mío, has salvado a mi padre, y mi agradecimiento es tan inmenso, que no puede expresarse con palabras! ¡No te olvidaré nunca, porque los ingratos son los más despreciables de los hombres!
  9. En menos de media hora pasaron otras veinte personas, y a todas les pidió limosna Pinocho; pero respondieron: ¿No te da vergüenza? ¡En vez de hacer el vago por el camino, valía más que buscaras algún trabajo para ganarte el pan!
  10. (...) Y aunque Pinocho era un muchacho de natural muy alegre, se puso también triste; porque cuando la miseria es grande y verdadera, hasta los mismos niños la comprenden y la sienten.
  11. Cuando el muerto llora, es señal de que está en vías de curación, dijo solemnemente el cuervo. Siento mucho contradecir a mi ilustre amigo y colega, replicó el mochuelo, yo creo que cuando el muerto llora es señal de que no le hace gracia morirse.
  12. Los verdaderos pobres que merecen compasión y socorro, sólo son los que por motivo de edad o de salud se encuentran imposibilitados para ganar el pan con el sudor de su rostro. Todos los demás están obligados a trabajar de una o de otra manera, y si no trabajan y tienen hambre, es por culpa suya.
  13. El Hada le miraba y se reía. ¿Por qué te ríes? Preguntó el muñeco, confuso y pensativo, al ver cómo crecía su nariz por momentos. Me río de las mentiras que has dicho. ¿Y cómo sabes que he dicho mentiras? Las mentiras, hijo mío, se conocen en seguida, porque las hay de dos clases: las mentiras que tienen las piernas cortas, y las que tienen la nariz larga. Las tuyas, por lo visto, son de las que tienen la nariz larga.
Obras Destacadas:
  1. Macchiette (1880)
  2. Occhi e nasi (1881)
  3. Le aventure di Pinocchio. Storia di un burattino (1883)
  4. Las aventuras del mono Pipí (1883)
  5. Storie allegre (1887)* Racconti delle fate
  6. Giannettino (1876)
  7. Minuzzolo
  8. Il viaggio per l'Italia di Giannettino

Fuente: Frases Y Pensamientos
wikipedia


Carlo Collodi

Esta categoría está vacía.