Imagen alojada por servimg.com

Bruce Willis

Imagen alojada por servimg.com

19 de marzo de 1955 Idar-Oberstein, Renania-Palatinado, Alemania

Actor, productor, músico y empresario estadounidense nacido en Alemania, protagonista de las películas "Duro de matar" (1988), "Tiempos violentos" (1994), "Doce monos" (1995), "Sexto sentido" (1999) y "La ciudad del pecado" (2005).

  1. No se puede deshacer el pasado, pero ciertamente puedes no repetirlo.
  2. Todos los días aparece algún hombre calvo que me agradece que haya dignificado su alopecia.
  3. (...) Creo que ese es mi verdadero trabajo, aparte de actuar: intentar hacer reír a mi hija pequeña.
  4. El aspecto que tengas no importa demasiado. Más que nada, porque no es lo que provoca que la gente te quiera más o menos.
  5. Estoy orgulloso de haber intentado hacer las cosas lo mejor que he podido. No siempre me ha salido como yo quería, pero algunas veces he dado en la diana.
  6. Mi interés en protagonizar películas con mensaje es nulo. Mi trabajo es entretener a la gente. Y eso es lo que busco: no hacer nada más que películas de entretenimiento.
  7. Me decían que nunca llegaría a nada. Era entrar el profesor en clase y salir yo por la puerta. Hoy pienso que en el fondo se trataba de una energía creativa que no encontraba salida.
  8. (...) También estoy contento de haber tenido una carrera larga. En Hollywood, la longevidad es un mérito en sí mismo. Que no te descarten por el camino ya es un motivo de satisfacción.
  9. En el cine me parece importante competir con uno mismo e intentar hacer cosas nuevas. Hay que renovar las fórmulas clásicas, incluso dentro de un género como la acción, en el que siempre se deben respetar ciertas reglas.
  10. No puedo controlar la imagen que se tiene de mí, aunque puedo asegurar que mi identidad es muy diferente a la de los personajes que interpreto. Tal vez tengamos en común que no nos tomamos a nosotros mismos demasiado en serio.
  11. Me fastidia el cinismo de los medios con respecto a las adicciones del mundo de Hollywood. Parece que sólo los actores tengamos estos problemas. (...) La guerra contra las drogas es una broma. Hay gente que está haciendo muchísimo dinero con ella.
  12. La mayoría de películas siguen el mismo esquema: un buen tipo con problemas consigue superarlos hacia el final. Si no siguieran este patrón, el cine perdería muchos espectadores. Si siempre ganara el malo de la película, el cine terminaría desapareciendo.
  13. No puedo negarlo, me gustan las mujeres, me gusta estar rodeado de mujeres. Soy un gran fan de la idea de que las mujeres son más listas que los hombres. Mucho más. Hace mucho que sé que ellas deberían estar a cargo de todo: del mundo, de la presidencia de este país, de todo.
  14. [Hacer películas de acción] A veces es apasionante, si hay algo que no has hecho nunca. Pero no es mi parte favorita. Prefiero ser divertido, bobo, hacer comedias románticas, hacer reír a otros actores y con suerte hacer reír a la audiencia. Ese es el tipo de desafío que me gusta.
  15. Me encantan los grandes hipermercados. No es que necesite todos esos productos, pero me gustan mucho esos almacenes enormes, con esos carritos gigantes que siempre trato de llenar al máximo. Cuando llego a la caja a pagar, me doy cuenta de que no necesito nada de todo eso. Pero me encanta que allí todo sea a lo grande.
  16. ¿Jubilarme? Es algo realmente muy difícil de asegurar. A lo sumo puedo mirar hacia atrás y ver lo que he hecho. Puedo saber dónde estuve la semana pasada, pero es difícil mirar y pensar lo que me espera en el futuro. Todos podríamos estar haciendo algo distinto. Al menos, por ahora, todavía sigo trabajando, todavía me divierto haciendo cine.
  17. Yo tengo un aprecio especial por las novelas gráficas y los cómics. Y lo mejor es haber estado en el festival de Cómics, donde 7. 000 personas se reúnen por la misma pasión. Nunca antes había visto una porción de un público parecido, tan encantado por estar ahí. Fue maravilloso verlo. Y nosotros mismos tratamos de mantener la gloria del cómic original.
  18. Lo que me gusta es lo mismo que me apasionaba cuando era un crío: esas cosas mágicas que suceden en pantalla y que como actor consigues provocar, a veces sin saber muy bien cómo lo has logrado. Lo que está claro es que no sigo en este negocio por la fama. La fama solo sirve para conseguir una buena mesa en un restaurante. Es una ilusión colectiva. La gente necesita a famosos a los que pueda convertir en héroes a quienes poder admirar. Pero yo no necesito esa admiración para sentirme bien conmigo mismo.

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Bruce Willis

Esta categoría está vacía.