Imagen alojada por servimg.com

Bret Easton Ellis

Imagen alojada por servimg.com

7 de marzo de 1964 Los Ángeles, California, Estados Unidos

Escritor, novelista, ensayista, editor y periodista estadounidense, considerado el mayor exponente de la Generación X en literatura y autor de "Menos que cero" (1985), "Las leyes de la atracción" (1987), "American Psycho"(1991) y "Suites imperiales" (2010).

  1. La gente tiene miedo a mezclarse.
  2. El silencio es una sonrisa burlona. El silencio roba algo.
  3. Siempre existe la posibilidad de que ocurra algo aterrador, y normalmente ocurre.
  4. Era un libro directo y rezumaba honestidad, mientras que la película solo era una mentira adornada.
  5. Mi máscara de cordura amenazaba con desaparecer. Para mí era la estación más dura y necesitaba vacaciones.
  6. Creo que hay muchísimos copos de nieve que son iguales... Y creo que hay muchísimas personas que también son iguales.
  7. Lo que me mantiene interesado - siempre es así- es cómo puede ser tan mala actriz en la pantalla y tan buena en la vida real.
  8. Me río como un maníaco, luego respiro a fondo y me toco el pecho, esperando que el corazón esté latiendo rápida, impacientemente, pero no noto nada.
  9. No quiero que me importe nada. Si me importan las cosas es peor. Se convierten en una cosa más de las que me molestan. Es menos doloroso si no te importa nada.
  10. Pero... ¿Qué va a ser de nosotros? ¿Y de nuestro pasado juntos? �pregunta, con la mirada vacía. �El pasado no es real. Sólo es un sueño �digo yo�. No menciones el pasado.
  11. Tengo la sensación de que la gente se está volviendo menos humana y más bestial. Parece que siente menos y piensa menos, de modo que todo el mundo opera a un nivel muy primitivo.
  12. Su necesidad es tan grande que acabas envuelto en ella; esta necesidad es tan enorme que te das cuenta de que en realidad puedes controlarla, y lo sabes porque lo has hecho antes.
  13. ¿Entonces a qué te dedicas? (...) ¿Eres modelo? �Se encoge de hombros�. ¿Actor? No �digo yo�. Halagador, pero no. ¿Entonces qué? Normalmente me dedico a asesinar y ejecutar a gente.
  14. Y aunque noto que me abandona la frialdad que siempre tengo, el entumecimiento probablemente nunca querrá desaparecer. Esta relación probablemente no llevará a nada... No cambiará nada.
  15. Pues lo cierto es que el mundo es mejor cuando han desaparecido algunas personas. Nuestras vidas no están interrelacionadas. Esa teoría es una mentira. Hay personas que la verdad es que no deberían estar aquí.
  16. Quiero volver a follar contigo �le digo�, pero no me gusta ponerme un condón porque no noto nada. Y ella me dice tranquilamente, apartando la boca de mi arrugada polla, y mirándome: �Si no lo usas, tampoco vas a sentir nada.
  17. - ¿A dónde vamos? -No lo sé -me dijo-. Simplemente damos un paseo en coche. -Pero esta carretera no lleva a ninguna parte -le dije. - ¿Y qué importa? - ¿Y qué es lo que importa, tío? -le pregunté al cabo de un rato. -Sólo que estamos en ella, tío -dijo.
  18. Algunas personas de esa fiesta, dice, son bichos raros, luego menciona una droga de la que nunca he oído hablar, me cuenta una historia sobre pasamontañas, zombies, una furgoneta, cadenas y una comunidad secreta, y me pregunta por una hispana que desapareció en algún desierto.
  19. En la cocina trato de hacer filetes con la carne de la chica, pero la tarea se vuelve frustrante y me paso la tarde untando las paredes con ella, masticando los trozos de piel que le arranqué del cuerpo, y luego me siento a descansar viendo una cinta del nuevo programa de la CBS, Murphy Brown.
  20. He aquí alguien que está tratando de mantenerse joven porque sabe que lo que más te importa es la superficie juvenil. Se supone que esto es parte del atractivo: mantenerlo todo joven y suave, mantenerlo todo en la superficie, aun sabiendo que la superficie se gasta y que no puede durar siempre; aprovechar antes de que aparezca la fecha de caducidad.
  21. (...) Hay como una idea de Patrick Bateman, una especie de abstracción, pero no hay un yo auténtico, sólo una entidad, algo ilusorio, y aunque yo pueda disimular mi fría mirada y tú puedas estrecharme la mano y notar que su carne aprieta la tuya y puede que hasta puedas considerar que nuestros estilos de vida son parecidos: sencillamente, yo no estoy aquí.
  22. Un telón de miles de estrellas brilla en el cielo y me humilla lo muchas que son, lo que me cuesta bastante soportar. Jean se encoge de hombros y asiente después de que yo diga algo sobre las formas de la ansiedad. Es como si a su mente le costara mucho comunicarse con la boca, como si tratara de realizar un análisis racional de quién soy, lo que es, por supuesto, imposible: no... existe... una... clave.
  23. Dejo el periódico, me concentro en la música y el tiempo que hace, que es irracionalmente frío, y empiezo a notar el modo en que mira el taxista por el retrovisor. Una expresión de sospecha le cambia los rasgos de la cara �una masa de poros obstruidos, pelos que crecen hacia dentro�. Suspiro, ignorándole. Abre el capó de un coche y te dirá algo sobre la gente que lo diseñó, es sólo una de las muchas frases que me torturan.
  24. Pongo la radio muy alta. Las calles están totalmente vacías y voy muy deprisa. Llego a un semáforo en rojo, me tienta saltármelo, pero me detengo cuando veo un cartel que no recuerdo haber visto, y lo miro. Lo único que dice es: "Desaparezca aquí", y aunque probablemente sea un anuncio de algún hotel, me desconcierta un poco y piso el acelerador a fondo y los neumáticos chirrían cuando me alejo del semáforo. Llevo puestas las gafas de sol aunque afuera todavía no es de día y no aparto la vista del espejo retrovisor poseído por la extraña sensación de que alguien me está siguiendo.
  25. Las imágenes, descubriría más tarde, eran estrictamente personales y nadie las compartía. Las imágenes, para mí, estaban llenas de gente que se volvía loca por tener que vivir en la ciudad. Imágenes de padres que estaban tan hambrientos e insatisfechos que se comían a sus propios hijos. Imágenes de chicos de mi edad que levantan la vista del asfalto y quedan cegados por el sol. Estas imágenes permanecieron conmigo incluso después de que me hubiera ido de la ciudad. Unas imágenes tan violentas y malignas que parecieron constituir mi único punto de referencia durante mucho tiempo después.
  26. Odio quejarme, de verdad que lo odio, de la basura, los desperdicios, la enfermedad, de lo sucia que está esta ciudad y tú sabes y yo sé que es una pocilga...(...) Y saca el periódico de hoy�. En el de hoy, sólo en el de hoy..., vamos a ver..., modelos estranguladas, bebés tirados desde el techo de los edificios, niños asesinados en el metro, una reunión comunista, un jefe de la Mafia liquidado, nazis...�recorre las páginas con excitación�, jugadores de béisbol con sida, más porquería de la Mafia, atascos, vagabundos sin casa, diversos maníacos, enjambres de maricones llenando las calles, madres de alquiler, la supresión de una serie televisiva, niños que consiguen entrar en un zoológico y torturan y queman vivos a varios animales, más nazis..., y el chiste es, la gracia final es, que todo eso pasa en esta ciudad..., no en otro sitio.
  27. Todo lo que tengo en común con el incontrolado y el loco, el depravado y el malvado, todas las mutilaciones que he practicado y mi absoluta indiferencia hacia ellas, ahora lo he sobrepasado. Con todo, todavía me aferro a una sencilla y triste verdad: nadie está a salvo, nadie se ha redimido. Sin embargo, yo soy inocente. Debe asegurarse que cada modelo de conducta humana tiene cierta validez. ¿Es el mal algo que uno es? ¿O es algo que uno hace? Mi dolor es constante e intenso y no espero que haya un mundo mejor para nadie. De hecho quiero que mi dolor les sea infligido a otros. No quiero que nadie escape. Pero incluso después de admitir esto �y yo lo admito, incontables veces, en todos y cada uno de los actos que he cometido� y de encarar estas verdades, no hay catarsis. No consigo un conocimiento más profundo de mí mismo, no se puede extraer ninguna comprensión nueva de nada de lo que digo. No hay razón para que te cuente nada de esto. Esta confesión no significa nada...
  28. (...) Donde había naturaleza y tierra, vida yagua, vi un pasaje desierto que no tenía fin; parecía una especie de cráter, tan desprovisto de razón y luz y espíritu que la mente no lo podía concebir en ningún plano consciente y si te acercabas la mente se tambaleaba y retrocedía, incapaz de percibirlo. Me resultaba una visión tan clara y real y vital que su pureza casi era abstracta. Y era lo único �que conseguía entender, que aquello era igual a como yo vivía, a como hacía que las cosas se movieran a mi alrededor, al modo en que trataba con las cosas tangibles. Era la geografía en torno a la que daba vueltas mi realidad: no se me había ocurrido, nunca, que las personas fueran buenas o que un hombre fuese capaz de cambiar o que el mundo podría ser un lugar mejor si uno se complaciera en un sentimiento o una mirada o un gesto, si recibiera amor o cariño de otra persona. Nada era afirmativo, el término "generosidad de espíritu" no se aplicaba a nada, era un tópico, era una especie de chiste malo. El sexo es matemáticas. La individualidad ya no es una opción. ¿Qué significa la inteligencia? No tiene sentido tratar de definir lo que es la razón, el deseo. El intelecto no es la cura. La justicia ha muerto. Miedo, recriminación, inocencia, simpatía, culpabilidad, fracaso, dolor, eran cosas, emociones, que ya nadie sentía de verdad. La reflexión es inútil, el mundo no tiene sentido. Lo único que permanece es el mal. Dios ya no está vivo. No se puede confiar en el amor. Superficie, superficie, superficie era lo único en lo que se encontraba un significado..., en esta civilización tal y como yo la veía, colosal y mellada...
  29. A la gente le da miedo mezclarse con la circulación de las autopistas de Los Angeles.
  30. Se ríe y mira por la ventana y durante un minuto creo que va a echarse a llorar. Yo estoy de pie junto a la puerta y miro el póster de Elvis Costello, a sus ojos, que la miran a ella, que nos miran, y trato de apartarla de aquella mirada, así que le digo que venga y se siente, y ella cree que quiero abrazarla o algo así y se acerca a mí y me pone los brazos alrededor de la espalda y dice algo como: -Creía que ya no teníamos ningún tipo de sentimientos.
  31. Y cuando baja el ascensor, y pasa el segundo piso, y luego el primero, me doy cuenta de que el dinero ya no importa. Que lo único que pasa es que quiero ver lo peor.
  32. Un verano intenté llevar una agenda al día, pero la cosa no funcionó. Me hice un lío en seguida y anoté cosas sólo por escribir algo y terminé por comprender que no tenía tantas cosas que hacer como para llevar una agenda.
  33. - ¿Qué es lo que te importa? ¿Qué es lo que te hace feliz? -Nada. No hay nada que me haga feliz. No hay nada que me guste.
  34. Dos chistes escritos en la pared de Pages: ¿Cómo dejar preñada a una monja? Jodiendo con ella. ¿Qué diferencia hay entre una niña bien y un plato de espaguetis? Los espaguetis se mueven cuando los comes.
  35. La pista de baile está llena de gente, en su mayor parte jóvenes, en su mayor parte aburridos, intentando parecer pasados.
  36. -Pero tú no necesitas nada. Lo tienes todo -le digo. Rip me mira. -No es cierto. - ¿Qué? -No lo tengo todo. Hay una pausa y luego pregunto: -Mierda, Rip, ¿Y qué es lo que no tienes? -No tengo nada que perder.
  37. ¿Cuáles son las dos mentiras más grandes?..."Te pagaré y no te la meteré en la boca".
  38. -Eso... no me parece que esté bien. - ¿Y qué está bien? Si uno quiere algo, tiene derecho a cogerlo. Si quieres hacer algo, tienes derecho a hacerlo.
  39. ¿Qué quieres decir? ¿Saber cómo soy? -le pregunto-. ¿Conocerme? Nadie sabe cómo es nadie, nunca. Jamás. Nunca sabrás cómo soy yo.
  40. A nadie le gusta la persona adecuada.
  41. Por algún motivo pienso en aquella noche en el café cuando él me andaba buscando; ¿Todavía estaba enamorado de mí? ¿Tenía celos de las otras personas con las que yo estaba? Creo que tengo que pegar una cosa con la otra.
  42. Cuando dos serpientes de cascabel luchan, lo hacen de acuerda con reglas estrictas ninguna usa los dientes venenosos, el objetivo consiste únicamente en obligar a que la otra tenga la cabeza pegada al suelo unos cuantos segundos, así se establece cuál es la que manda. Luego suelta la presa y la que ha perdido se aleja.
  43. ¿Quién puede despertar al mundo con una sonrisa? ¿Quién es capaz de coger un día sin importancia y de repente convertirlo en un día que merezca la pena? Tú, chica, y deberías saberlo. Con cada movimiento y cada mirada lo demuestras.
  44. Sólo espero que llegue diciembre para dejar este sitio. Porque no sé cuánto más voy a seguir soportando el beber cerveza sin parar y ver la cantidad de puntos que consigue en Pole Position, un videojuego en el que es insuperable.
  45. El amor está por todas partes, no hay que fingir, puedes tener todo el que quieras, ¿Por qué no?
  46. Pero ¿Qué se puede hacer en el college aparte de beber cerveza o abrirse las venas?
  47. No obraba con pasión. Simplemente obraba.
  48. ¿No os parece que el Rock'n'roll mató a la poesía?
  49. Me digo: ten calma, porque me apetece gritar y me apetece acercarme a ti y besarte en la boca y apretarte contra mí y decir: "Te amo te amo te amo", mientras nos desnudamos, mientras empieza el sexo.
  50. Me apetece gritar, pero no lo hago porque la idea me excita de verdad.
  51. Miró a aquella chica tan fea del vestido rojo tratando de parecer indiferente. Yo miré las pintadas que había en la mesa: "Has perdido". "No hay gravedad. Es la Tierra la que chupa". "La Banda de la Tachuela durmió aquí". " ¿Qué fue del amor de los hippies?". "El amor apesta". "La mayoría de los taxistas son licenciados". Y me quedé allí sentado sintiéndome el amante desgraciado. Pero luego me acordé de que, claro, ahora tan sólo soy desgraciado.
  52. La vida es como una errata tipográfica: constantemente estamos escribiendo y reescribiendo las cosas, una y otra vez.
  53. ¿Cómo es?, pensaba. Las preguntas me desfilaban por la cabeza: ¿Enloquece en la cama? , ¿Se corre con facilidad? , ¿Le gusta el sexo oral? , ¿Le importa que un chico se le corra en la boca? Entonces comprendí que no iría a la cama con una chica si ella no quería. Yo tampoco me iría a la cama con una chica sí ella no podía o no quería tener un orgasmo porque entonces, ¿De qué servía? Si no consigues que una chica se corra, ¿Para qué molestarte? Eso siempre me pareció como hacer preguntas en una carta.
  54. No sabía lo que le iba a decir una vez que la encontrara. Lo único que quería era verla. Y pensando en ella en ese plan, después de buscarla por todo el campus, volví a mi cuarto y me hice una paja, pensando en ella. Fue algo completamente espontáneo, algo que no pude evitar.
  55. Luego volvía a acelerar y no paraba hasta encontrar un motel adecuado. Y en las habitaciones de estos moteles era donde esnifábamos la cocaína que llevaba, y debido a la cocaína los días, ya breves, parecían más breves, y conducía muy deprisa, tratando de llegar a un destino desconocido.
  56. La cocaína, extrañamente, no nos volvía habladores. Nos metíamos unas líneas y en vez de ponernos a hablar como locos, veíamos la televisión y fumábamos, sin decirnos nada, ni allí sentados, ni en el MG, ni en los cafés.
  57. Te espero en la cafetería...Lo que hace allí dentro me resulta tan dolorosamente obvio (¿Cocaína? , ¿O será crack?) que me avergüenza su falta de responsabilidad y su capacidad para fastidiarme.
  58. Se puso a contarme la historia de su vida, que no era muy interesante, y cuando Rockpile empezó a cantar "Heart" subí el volumen, ahogando la voz de ella...
  59. Y es una historia que te podría aburrir pero no tienes que escuchar, me dijo ella, porque ella siempre supo que iba a ser así, y lo fue...
  60. La semilla del amor ha prendido, y si no podemos arder juntos, arderé yo sola.
  61. Faltaba algo. Él no sabía qué. Confundido, siguió follándosela, y antes de correrse, pensó: no me acuerdo de la última vez que hice el amor estando sobrio...
  62. Jamás pensé que moriría un viernes. Cualquier otra noche, pero un viernes...
  63. Tenía todas las características de los seres humanos -carne, sangre, piel, pelo- pero mi despersonalización era tan intensa, se había hecho tan profunda, que la capacidad habitual para sentir compasión había quedado erradicada, víctima de un lento y decidido borrado. Me limitaba a imitar la realidad, tenía un tosco parecido con un ser humano y sólo me funcionaba un oscuro rincón del cerebro.
  64. Todo ello se reduce a: muere o adáptate.
  65. ¿Es el mal algo que uno es? ¿O es algo que uno hace?
  66. Tengo recursos para dar y vender...Soy creativo, soy joven, no tengo escrúpulos, estoy motivado a tope, soy ingenioso a tope. En esencia lo que digo es que la sociedad no puede permitirse el lujo de prescindir de mí. Soy una buena inversión.
  67. La gente se acostumbra a todo, ¿No crees? El hábito afecta a las personas.
  68. Ajusta mis sueños por mí.
  69. ¿Te sigue yendo todo bien o "aguantar bajo mínimos" es una frase todavía adecuada?
  70. Solo era alguien que flotaba en nuestras vidas y a quien no parecía preocuparle la percepción tan plana que tenía de todo el mundo, o que había voceado nuestros fracasos secretos al mundo entero, escenificando la indiferencia juvenil, el nihilismo deslumbrante, infundiendo glamour al horror de todo ello.
  71. Un mundo enorme y abandonado que se extendía en cuadrículas anónimas, una vista que confirmaba que estabas mucho más solo de lo que creías, una vista que inspiraba vacilantes pensamientos suicidas.
  72. - ¿Cómo puedes vivir así? -Fingiendo que no lo hago.
Obras Destacadas:
  1. Menos que cero (1985)
  2. Las leyes de la atracción (1987)
  3. American Psycho (1991)
  4. Suites imperiales (2010)
  5. Los confidentes (1994)

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Bret Easton Ellis

Esta categoría está vacía.