Imagen alojada por servimg.com

Brandon Sanderson

Imagen alojada por servimg.com

19 de diciembre de 1975 Lincoln, Nebraska, Estados Unidos

Profesor, escritor y novelista estadounidense, autor de "Elantris" (2005), "El imperio final" (2006), "El pozo de la ascensión" (2007), "El héroe de las eras" (2008), "El aliento de los dioses" (2009), "El camino de los reyes" (2010) y "Aleación de ley" (2011).

  1. Soy lo que el universo me hizo ser, querida.
  2. La característica de la inseguridad es la bravuconería.
  3. La ignorancia inconsciente es preferible a la estupidez informada.
  4. Los hombres rara vez consideran injustificadas sus propias acciones.
  5. Querida mía, ¿Has intentado demostrar la existencia de Dios sin tu escote?
  6. No busques el lujo sin compromiso. Ve las fuerzas en todas las debilidades.
  7. No consideraba que la locura fuese ninguna excusa para una conducta irracional.
  8. Te estás volviendo débil, tío. No explotaré esa debilidad. Pero otros lo harán.
  9. Si siempre llegas a tiempo, eso significa que nunca tienes nada mejor que hacer.
  10. Este mundo es a veces una tempestad. Pero recuerda, el sol siempre vuelve a salir.
  11. Las motivaciones de los hombres nunca tienen sentido. Y, sin embargo, lo tienen siempre.
  12. (...) Es cosa de la naturaleza. A cada empujón le corresponde un tirón. Una consecuencia.
  13. De pronto se volvieron peligrosos. Como un día de calma que se convierte en una tempestad.
  14. Es fácil creer en algo si ganas siempre, (... ). Las pérdidas son lo que define la fe de un hombre.
  15. (...) El cambio no le daba miedo. El cambio era una oportunidad para convertirte en algo que no eras
  16. Nuestra fe es a menudo más fuerte cuando debería ser más débil. Ésa es la naturaleza de la esperanza.
  17. Es una época de cambios. Tal vez sea también una época para aprender otras verdades, otras costumbres.
  18. El hecho de que la mayoría de la gente sea decente no hace que su decencia valga menos para la sociedad.
  19. Represento aquello que nunca has podido matar, no importa cuánto lo hayas intentado. Yo soy la esperanza.
  20. Si muero, lo haré habiendo vivido bien mi vida. No es el destino lo que importa, sino cómo se llega a él.
  21. Ésa es la cuestión, ¿No? Tenemos que seguir viviendo, no importa lo difícil que sea. Venceremos al final.
  22. Sus oraciones, sus creencias, su mitología. Muchas son muy similares: derivaciones o sectas unas de otras.
  23. Pero había descubierto que las cosas imaginarias eran a menudo lo único que tenía verdadera sustancia en la vida.
  24. ¡Hay tantas cosas que no sabemos! Últimamente, siento que mi vida es un libro escrito en un idioma que no sé leer.
  25. Tratar de adivinar lo que la gente desea de ti sólo conducirá al caos -dijo Sazed-. No puedes contentarlos a todos.
  26. Burlarse de una mujer es como beber demasiado vino. Puede que sea divertido al principio, pero la resaca es infernal.
  27. Era su lema. Parte de su lema, al menos. "Vida antes que muerte. Fuerza antes que debilidad. Viaje antes que destino".
  28. Las expectativas eran como la porcelana fina. Cuanto más fuerte te agarrabas a ellas, más probable era que se rompiesen.
  29. La autoridad no viene del rango (... ). - ¿De dónde viene? -De los hombres que te la dan. Es la única forma de conseguirla.
  30. A veces nuestras conversaciones me recuerdan a una espada rota. Ella alzó una ceja. -Afilada como el infierno, pero sin punta.
  31. He descubierto que, si renuncias a lo que más quieres por lo que piensas que deberías querer más, acabarás sintiéndote inútil.
  32. A veces el premio no merece la pena el coste. Los medios por los que conseguimos la victoria son tan importantes como la victoria misma.
  33. La fe significa que no importa lo que pase. Puedes confiar en que hay alguien vigilando. Confiar en que alguien hará que todo salga bien.
  34. No puede conseguirse ningún bien por falsos medios. Pues la sustancia de nuestra existencia no está en la consecución, sino en el método.
  35. De todas formas, tal vez necesite pasarme menos tiempo preocupándome por qué nobles matar y un poco más preocupándome de a qué campesinos ayudar.
  36. Todo el mundo hace lo que se supone que debe hacer, excepto los seres humanos. Tal vez por eso queréis con tanta frecuencia mataros unos a otros.
  37. Una parte de ella ni siquiera se sentía molesta por la cantidad de gente que había matado. Era esta misma indiferencia lo que aterrorizaba a Vin.
  38. La fe adecuada es como una buena capa, creo. Si te sienta bien, te mantiene cálido y a salvo. Sin embargo, si no te sienta bien, puede asfixiarte.
  39. ¿Miles? -dijo Wayne-. Socio, Miles es un ser humano horrible. Prefiere dispararle a alguien antes de molestarse en averiguar si el tipo es culpable o no.
  40. ¿Tengo que recordarte que esa chica te ha estado mintiendo todo el tiempo? Puede que te hayas aficionado a ella, pero dudo que sus sentimientos sean auténticos.
  41. ¿Qué valoramos? Innovación. Originalidad. Novedad. Pero sobre todo..., oportunidad. Me temo que tal vez llegas demasiado tarde, mi confuso y desafortunado amigo.
  42. Lo que intento decir es que no se comprende a un hombre hasta que se entiende qué le lleva a hacer lo que hace. Cada hombre es el héroe de su propia historia, princesa.
  43. Si cogieras la mitad de las energías que dedicas a ser ingeniosa y la canalizaras en tu trabajo, me atrevo a decir que podrías ser una de las eruditas más grandes de nuestro tiempo.
  44. (...) Algunos hombres eran ciegos, otros tenían poca paciencia. Y otros oían voces. Todo era lo mismo, en el fondo. Un hombre se definía no por sus defectos, sino por cómo los superaba.
  45. No hay nada inmoral en asegurar el poder durante un tiempo de caos. La gente reacciona de forma irracional durante esos períodos. Es uno de los motivos por los que necesitan líderes fuertes.
  46. -No eres débil, Dalinar -dijo Navani. -Lo soy. Pero la debilidad puede imitar la fuerza si se controla adecuadamente, igual que la cobardía puede imitar el heroísmo si no hay sitio adonde huir.
  47. Las emociones de un hombre son lo que lo definen, y el control es la marca de la verdadera fuerza. Carecer de sentimiento es estar muerto, pero actuar al dictado de cada sentimiento es ser un niño.
  48. Los hombres buenos no se convierten en leyenda -dijo él en voz baja. -Los hombres buenos no necesitan convertirse en leyenda. -Vin abrió los ojos para mirarlo-. Hacen lo que está bien de todas formas.
  49. Un hombre sólo puede liderar cuando los demás lo aceptan como líder, y tiene sólo la autoridad que le dan sus súbditos. Las ideas más brillantes del mundo no podrán salvar tu reino si nadie las escucha.
  50. No podéis volveros loco -dijo Llarimar en voz baja-. Es imposible. -Claro que puedo. Sólo tengo que concentrarme lo suficiente. Verás, lo grandioso que tiene la locura es que está toda dentro de tu cabeza.
  51. Tienes el corazón de un seductor. ¿Seductor? Sólo digo lo que veo. No hay nada tan maravilloso como tú, ni siquiera en mi propia corte. Las montañas deben de ser realmente especiales, para producir tanta belleza.
  52. - ¿Irte? -preguntó Vin, irguiéndose-. ¡Pero si acabas de llegar! -Eso es lo curioso que tiene llegar a alguna parte, Vin -contestó él con un guiño-. Una vez que llegas, lo único que te queda por hacer es volver a marcharte.
  53. Trato de evitar tener pensamientos. Conducen a otros pensamientos y, si no tienes cuidado, esos otros pensamientos conducen a acciones. Las acciones cansan. Lo sé de buena fuente, gracias a alguien que una vez lo leyó en un libro.
  54. La guerra es, en mi divina opinión, aún peor que la política. -Algunos dicen que las dos cosas son lo mismo, divina gracia. -Tonterías. La guerra es mucho peor. Al menos donde se desarrolla la política suele haber entremeses agradables.
  55. Tiene que haber un equilibrio, Vin. De algún modo, lo encontraremos. El equilibrio entre quienes queremos ser y quienes debemos ser. -Suspiró, y miró hacia un lado-. Pero, por ahora, simplemente tenemos que contentarnos con lo que somos.
  56. (...) Había visto muchas cosas en su vida, y había aprendido que había motivos para correr riesgos, para salvar una vida, para ganar una batalla, para proteger el nombre de la casa. ¿Pero correr un riesgo solo porque decías que ibas a correrlo? Una idiotez.
  57. (...) Todo parecía irreal. ¿Dos semanas en las calles? Parecía haber sido mucho más tiempo. Pero ahora, de repente, estaba aseada y alimentada y volvía a ser ella misma. Una parte se debía al aliento. El hermoso y maravilloso aliento. No volvería a separarse nunca más de él.
  58. (...) Bueno, al menos has encontrado la lengua. -Sorprendentemente, la tenía en la boca. Siempre se me olvida buscarla ahí. - ¿Pero no es ahí donde tendría que estar? -Querida, ¿No me conoces lo suficiente para saber que mi lengua, de todas las cosas, rara vez hace lo que se espera que haga?
  59. La verdadera sutileza era animar emociones naturales, haciendo con cuidado que las restantes fueran menos poderosas. La gente era un tapiz de sentimientos: normalmente, lo que pensaban que estaban "sintiendo" en un momento se refería solamente a las emociones que los dominaban en ese momento.
  60. Era extraño lo fácil y rápidamente que la protección podía causar destrucción. A veces, Vasher se preguntaba si las dos no eran realmente lo mismo. Protege a una flor, y destruye los bichos que querían alimentarse de ella. Protege a un edificio, y destruye las plantas que crecen a su alrededor.
  61. Soy una amalgama de lo que he necesitado ser. Parte erudito, parte rebelde, parte noble, parte nacido de la bruma y parte soldado. A veces, ni siquiera me conozco a mí mismo. Lo pasé fatal intentando que todas esas partes encajaran. Y, justo cuando empezaba a cogerle el truco, el mundo se me acaba encima.
  62. Hay dos tipos de personas en el mundo, hijo -dijo su padre severamente-. Los que salvan vidas. Y los que las quitan. - ¿Y los que protegen y defienden? ¿Los que salvan vidas quitando vidas? Su padre bufó. -Eso es como intentar detener una tormenta soplando más fuerte. Ridículo. No se puede proteger matando.
  63. Todo el mundo se asusta, princesa. Incluso los hombres valientes huyen a veces la primera vez que se ven en una batalla. Por eso en los ejércitos existe la instrucción. Los que aguantan no son los valerosos, sino los bien entrenados. Tenemos instintos como cualquier animal. A veces se apoderan de nosotros. No pasa nada.
  64. Dicen que un hombre no se conoce a sí mismo hasta que se enfrenta por primera vez a la muerte -dijo con tono tranquilo-. Yo no entiendo de eso. Me parece que la persona que eres cuando estás a punto de morir no es tan importante como la persona que has sido durante tu vida. ¿Por qué deberían importar más unos instantes que toda una vida?
  65. Este año pasado he leído todos los libros referidos al liderazgo y el gobierno de las cuatro bibliotecas. Tindwyl alzó una ceja. -Entonces, sospecho que has pasado en tu habitación mucho tiempo que tendrías que haber pasado fuera, dejándote ver por tu pueblo y aprendiendo a ser gobernante. -Los libros tienen gran valor. -Las acciones tienen más.
  66. Esto que hago es pasión, Vin. ¡Son acontecimientos dinámicos, cambio! Por esto Elend y tú sois tan importantes para mí. La gente con pasión es gente que destruye...Pues la pasión de un hombre no se cumple hasta que demuestra cuánto está dispuesto a sacrificar por ella. ¿Matará? ¿Irá a la guerra? ¿Romperá y deshará lo que tiene, todo en nombre de lo que necesita?
  67. Los hombres de los señores de los suburbios, sintiéndose atrapados, se enfrentaban a los sinvida. Vivenna experimentó una sensación de horror al ver a aquellos terribles hombres de rostro gris debatirse entre las espadas y dagas, ignorando las heridas. Las criaturas sacaron sus armas y atacaron sin miramientos. Los hombres chillaban y gritaban, y caían ensangrentados.
  68. ¿Importa el destino? ¿O es el camino que emprendemos? Declaro que ningún logro tiene tan gran sustancia como el camino empleado para conseguirlo. No somos criaturas de destinos. Es el viaje el que nos da la forma. Nuestros pies encallecidos, nuestras espaldas fortalecidas por cargar el peso de nuestros viajes, nuestros ojos abiertos con el fresco deleite de las experiencias vividas.
  69. Decir cosas confusas no es lo mismo que ser ingenioso. -Ah -dijo el hombre, los ojos chispeando-. Ya demuestras más sabiduría que muchos de los que he conocido últimamente. ¿Qué es ser ingenioso, entonces? -Decir cosas inteligentes. - ¿Y qué es la inteligencia? -Yo...- ¿Por qué estaba teniendo esta conversación? -. Supongo que la capacidad de decir y hacer las cosas adecuadas en el momento adecuado.
  70. La fuerza es una parte importante de una pelea, pero no la única. Si siempre golpeas con todas tus fuerzas te cansarás más rápido y le darás a tu oponente información sobre tus limitaciones. Un hombre listo golpea más fuerte al final de una batalla, cuando su oponente está más débil. Y, en una batalla prolongada, como una guerra, el soldado listo es el que sobrevive más tiempo. Será el hombre que sepa controlarse.
  71. Vida antes que muerte. ¿Qué significaba el dicho? ¿Que los hombres deberían buscar la vida antes que buscar la muerte? Eso era obvio. ¿O significaba otra cosa? ¿Que la vida venía antes que la muerte? Una vez más, obvio. Y sin embargo las palabras sencillas le hablaban. La muerte viene, susurraban. La muerte les viene a todos. Pero la vida viene primero. Saboréala. La muerte es el destino. Pero el viaje, eso es la vida. Eso es lo que importa.
  72. ¿Sabes por qué te quiero, Sazed? -preguntó ella en voz baja. -No puedo ni imaginarlo -contestó él sinceramente. -Porque nunca cedes. Otros hombres son fuertes como ladrillos, firmes, inflexibles, pero si los golpeas lo suficiente, se rompen. Tú... tú eres fuerte como el viento. Siempre ahí, dispuesto a doblarte, pero sin disculparte nunca por las veces que debías ser firme. Creo que ninguno de tus amigos comprende el poder que representabas para ellos.
  73. Un líder sólo debería actuar con el consentimiento dé la gente a la que gobierna. -No estoy en desacuerdo con eso, Majestad -dijo Sazed-. O, al menos, creo en la teoría. Sin embargo, sigo sin creer que tu deber sea hacer lo que la gente desea. Tu deber es liderarlos lo mejor que puedas, siguiendo los dictados de tu conciencia. Debes ser fiel, Majestad, al hombre que deseas ser. Si el hombre no es aquel que el pueblo desea que le lidere, entonces elegirá a otro.
  74. (...) Todos los colores son belleza a mis ojos. Cuando los demás miran a las personas, una puede parecerles a veces más hermosa que otra. Para mí no es así. Yo sólo veo el color. Los ricos y maravillosos colores que componen todas las cosas y les dan vida. No puedo concentrarme sólo en el rostro, como hacen muchos. Veo la chispa de los ojos, el sonrosado de las mejillas, los tonos de la piel... Incluso cada pequeña imperfección muestra algo peculiar. Todas las personas son maravillosas.
  75. Es como... Bueno, piensa en un mundo donde todo está iluminado con la misma luz modesta. Todos los lugares, interiores o exteriores, iluminados por una luz uniforme que no puede cambiar. Si, en este mundo de luz común, alguien de repente produjera una luz que fuera significativamente más brillante, sería notable. Por el mismo razonamiento, si alguien consiguiera crear una habitación que estuviera oscura, sería notable también. En cierto modo, no importa lo intensa que fuera la iluminación inicial. La historia funciona igual.
Obras Destacadas:
  1. El imperio final (2006)
  2. El aliento de los dioses (2009)
  3. El camino de los reyes (2010)
  4. Aleación de ley (2011)
  5. El pozo de la ascensión (2007)
  6. El héroe de las eras (2008)

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Brandon Sanderson

Esta categoría está vacía.