Imagen alojada por servimg.com

Blas de Otero

Imagen alojada por servimg.com

15 de marzo de 1916 Bilbao, Vizcaya, Euskadi, España - 29 de junio de 1979 Madrid, España

Poeta español, uno de los principales representantes de la poesía social de los años cincuenta.

  1. Vísteme de hermosura el pensamiento, serenidad, perennemente unida al árbol de mi vida a contra viento.
  2. Esto es ser hombre: horror a manos llenas.
  3. De noche, te alisabas los cabellos, yo me dormía, meditando en ellos.
  4. Si algo me gusta, es vivir. Ver mi cuerpo en la calle, hablar contigo como un camarada, mirar escaparates y, sobre todo, sonreír de lejos a los árboles.
  5. Porque quiero tu cuerpo ciegamente. Porque deseo tu belleza plena. Porque busco ese horror, esa cadena mortal, que arrastra inconsolablemente.
  6. Puente de dos columnas, y yo río. Tú, río derrumbado, y yo su puente abrazando, cercando su corriente de luz, de amor, de sangre en desvarío.
  7. Si he sufrido la sed, el hambre, todo lo que era mío y resultó ser nada, si he segado las sombras en silencio, me queda la palabra.
  8. No sé qué luz, de dentro, de quién, iba naciendo, iba envolviendo tu desnudo amoroso, oh aire, oh mar desnudo.
  9. Mares, alas, intensas luces libres, sonarán en mi alma cuando vibres, ciega de amor, tañida entre mis brazos.
  10. Besas como si fueses a comerme. Besas besos de mar, a dentelladas.
  11. Yo, sin lucha, inerme, me declaro vencido, si vencerme es ver en ti mis manos maniatadas.
  12. Yo por ti, tú por mí, todos por una tierra en paz y una patria mejor.
  13. Ni una palabra brotará de mis labios que no sea verdad. Ni una sílaba que no sea necesaria.
  14. Cuerpo de la mujer o mar de oro donde, amando las manos, no sabemos, si los senos son olas, si son remos los brazos, si son alas solas de oro.
  15. Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte, al borde del abismo, estoy clamando a Dios.
  16. Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre aquel que amó, vivió, murió por dentro y un buen día bajó a la calle: entonces comprendió y rompió todos sus versos.
  17. Yo doy todos mis versos por un hombre en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso, mi último voluntad.

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Blas de Otero

Esta categoría está vacía.