Imagen alojada por servimg.com

Bernardino Rivadavia

Imagen alojada por servimg.com

20 de mayo de 1780 Buenos Aires, Argentina - 2 de septiembre de 1845 Cádiz, España

Político y militar argentino (en ese momento Virreinato del Río de la Plata), primer jefe de estado que ejerció como presidente de Argentina (1826-1827) y figura principal del Partido Unitario.

  1. La provincia de Buenos Aires debe plegarse sobre sí misma, mejorar su administración interior en todos los ramos; con su ejemplo llamar al orden los pueblos hermanos; y con los recursos que cuenta dentro de sus límites, darse aquella importancia con que debía presentarse cuando llegue la oportunidad deseada de formar una nación...
  2. Cuando fui llamado a la primera Magistratura de la República por el voto libre de sus representantes, me resigné desde luego a un sacrificio que a la verdad no podía menos que ser muy costoso al que conocía demasiado los obstáculos que, en momentos tan difíciles, quitaban al mando toda ilusión y obligaban a huir de la dirección de los negocios. Entré con decisión en la nueva carrera que me marcó el voto público, y si no me ha sido dado superar las dificultades inmensas que se me han presentado a cada paso, me acompaña al menos la satisfacción de que he procurado llenar mi deber con dignidad; que cercado sin cesar de obstáculos y de contradicciones de todo género, he dado a la patria días de gloria que sabrá recordar con orgullo, y que he sostenido sobre todo hasta el último punto, la honra y dignidad de la Nación.
  3. Así pues usted sabrá que me he dedicado a reformar los viejos abusos de toda especie que podían encontrarse en la administración de la Junta de Representantes y la dignidad que le corresponde; a favorecer el establecimiento de un banco nacional sobre sólidas bases; a reformar, después de haberles asegurado una indemnidad justa, a los empleados civiles y militares que recargaban inútilmente al Estado; a proteger por leyes represivas la seguridad individual, a ordenar y hacer ejecutar trabajos públicos de una utilidad reconocida; a proteger el comercio, las ciencias y las artes; a provocar una ley sancionada por la Legislatura que reduce en mucho los derechos de la aduana; a provocar igualmente una reforma eclesiástica muy necesaria y que tengo la esperanza de obtener: en una palabra de hacer todos los cambios ventajosos, que la esperanza de su honorable aceptación me ha dado la fuerza de promover y me suministrará la necesaria para ejecutarla.

Fuente: Frases Y Pensamientos Wikipedia


* Bernardino Rivadavia

Esta categoría está vacía.