Imagen alojada por servimg.com

Benito Taibo

Imagen alojada por servimg.com

31 de mayo de 1960 Ciudad de México, México

Escritor, novelista, poeta, guionista y periodista mexicano.

  1. Todo es una novela. La vida es una novela.
  2. Estar de acuerdo siempre vuelve conformistas a las personas.
  3. No somos gracias a Internet y sus respuestas, seres más inteligentes.
  4. El libro es bálsamo para las heridas del terrible tiempo en que nos tocó vivir.
  5. Soy de donde haya alguien que sonría, que me de la mano, que me bese. Soy de donde son los que resisten, sobreviven, los que se quitan un pedazo de pan de la boca para dárselo al otro. De allí soy. Allí me encuentro.
  6. Las pequeñas cosas son las que a la larga se conviertan en las grandes historias. La memoria es esa maravilla que se va formando con retazos de conversaciones, un olor, como el de la panadería, un momento justo, un beso, la súbita aparición del sol en el horizonte.
  7. Nunca pierdas el tiempo por aquello que no tiene solución. Nunca pierdas el sueño por aquello que tiene solución.
  8. Si algo he aprendido es que la literatura es un tesoro y hay que compartirlo. No tiene ningún sentido que los libros se empolven, se hagan viejos en un estante sin que nadie los lea, los cuide, los quiera.
  9. Las palabras, dependiendo del tono y la intención, cobran significados distintos. Si se dicen con mala fe, intentando herir, incluso las palabras aparentemente más sencillas pueden volverse horrorosas. Pero en el fondo no son más que palabras.
  10. A veces creo que todos somos Jean Valjean, por lo menos una vez en la vida, cuando la injusticia se cierne como un buitre sobre nuestras cabezas y no hay posibilidad de remediarlo porque el mundo se divide entonces entre ellos y nosotros.
  11. Cuando algo suena terrible es porque se está diciendo con la intención de que suene terrible. Por eso hay que pensar antes de decir las cosas y nunca dejar de decir lo que se piensa.
  12. Preferiría, por mucho, pasar la misma hambre que los demás, que sobrevivir solo. Ponía la solidaridad por sobre el instinto. Y eso es lo que nos hace ser humanos.
  13. Cada quien se va haciendo a sí mismo y encontrando nuevas afinidades, nuevos gustos nuevas maneras de ver el mundo. Cada canción, cada película vista, cada libro leído te hacen una persona diferente, te determinan.
  14. De eso se trata la educación sentimental. De poder reírse y llorar cuando lo necesites. De no usar una fachada falsa de ti mismo. De construir los sentimientos con sensaciones aparentemente diferentes.
  15. Las cicatrices son muy importantes, hay que lucirlas con orgullo, porque cada una, pequeña o grande, cuenta una historia, tan pequeña o grande como quieras.
  16. Hogar es sinónimo no de casa sino de calidez, de ternura, de refugio, de ventana para mirar al mundo y la lluvia sin que ésta te moje.
  17. (...) Me estaba regalando la imaginación, la pasión, la aventura, los pensamientos de otros, sus sueños, sus desgracias, sus anhelos. Ahora son míos. Uno se hace hombre, se hace más humano, cuando tiene su propia biblioteca, aunque sea de un solo libro.
  18. Yo pegué un respingo e inevitablemente sonreí. Como por fuerza deben sonreír los niños cuando los adultos se salen del guion establecido y se vuelven mejores personas.
  19. El libro es portátil, no se le acaba nunca la batería, es digital, pues cambias las páginas con el dedo, y dentro está el infinito.
  20. Les cuento: tengo arena bajo mis pies, sol sobre la cabeza, amor a mi lado, mar en los ojos, sabores en la lengua, amistad alrededor. La vida es buena.
  21. Jamás hay que traicionarse. Hay que creer en lo que se cree aunque te vaya la vida en ello.
  22. Preocúpate el día que te miren como si fueras una persona normal. Tú mereces tener una vida extraordinaria.
  23. Somos lo que hemos leído por el contrario seremos la ausencia que los libros dejaron en nuestras vidas.
  24. Aprendí a soñar y fabricar sueños chidísimos. He aprendido mucho, es cierto, mucho más de lo que puedo contar en estas líneas. Estoy un poco sentimental, tal vez, es el hecho de que me estoy poniendo mayor, como lo decía mi padre, nunca viejo.
  25. La libertad es de uno y la puede llevar donde quiera, siempre y cuando, con tu libertad, no estropees la libertad de los otros.
  26. Y así vivimos. Con el pánico en la piel y en la cabeza permanentemente. Dejando que los líderes manejen nuestro destino.
  27. La poesía no es de nadie, es de todos. Se hace cada vez que alguien con cosas que decir abre la boca.
  28. Preguntar para saber nunca amerita pedir perdón, está muy bien pedir explicaciones. Hay momentos en que también hay que exigirlas.
  29. No soy tan bueno como parezco. Nadie lo es. Todo el mundo guarda algún secreto que lo atormenta.
  30. Estoy descorazonado... Será que hace mucho tiempo se lo di a mi mujer. Y no quiero pedírselo de vuelta.
  31. Los libros transforman a las personas y a las sociedades, y contienen al universo entero.
  32. La calidad del viaje se mide por la cantidad de recuerdos que en él acumules.
  33. Las redes sociales se convirtieron en el medio más eficaz para la transmisión de la noticia, el mensaje, el pedido de auxilio y también para correr los más tristes, absurdos y fregados rumores que jamás oí en mi vida. Es una mezcla estupenda de caja de Pandora y simultáneamente, la biblioteca de Alejandría.
  34. La poesía sirve para que las almas extraviadas se encuentren.
  35. Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas.
  36. La gente le tiene muchísimo más miedo a las palabras que a los cañones. Las palabras han hecho revoluciones, puentes, caminos. Han logrado que la gente se enamore o se odie para siempre. Hay palabras grandes como monocotiledónea o gastroenterólogo y pequeñitas pero poderosas como paz. Importantes como justicia, imprescindibles como vida, valiosas como sueño, muy poco significativas como dinero... Lo importante es cómo se usan y qué se quiere decir cuando se usan.
  37. Mi diagnóstico, joven héroe, es muy simple. Tienes una daga clavada en el corazón. Eso que sientes se llama amor y no tiene remedio.
  38. Los sueños son de quien los sueña, y de nadie más.
  39. La verdad siempre es mucho menos heroica que los sueños.
  40. El libro es jardín que se puede llevar en el bolsillo, nave espacial que viaja en la mochila, arma para enfrentar las mejores batallas y afrentar a los peores enemigos, semilla de libertad, pañuelo para las lágrimas. El libro es cama mullida y cama de clavos, el libro te obliga a pensar, a sonreír, a llorar, a enojarte ante lo injusto y aplaudir la venganza de los justos. El libro es comida, techo, asiento, ropa que me arropa, boca que besa mi boca. Lugar que contiene el universo.
Obras Destacadas:
  1. Persona normal (2011)
  2. Querido escorpión (2013)
  3. Desde mi muro (2014).

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Benito Taibo

Esta categoría está vacía.