Imagen alojada por servimg.com

André Van Lysebeth

Imagen alojada por servimg.com

11 de octubre de 1919 Bélgica - 28 de enero de 2004 Perpiñán, Pirineos Orientales, Francia

Maestro de yoga belga, autor de "Aprendo yoga" (1968), "Perfecciono mi yoga" (1970), "Pranayama" (1971) y "Tantra, el culto de lo femenino" (1990).

  1. Las asanas no son ejercicios de fuerza. Obran por sí mismas, no por la violencia.
  2. Para el adepto del yoga, el cuidado del cuerpoi es un deber sagrado.
  3. La lentitud de los movimientos es esencial para la eficacia del yoga.
  4. El tantra percibe el universo como un tejido donde todo se imbrica, todo se sostiene, todo actúa sobre todo.
  5. ¿Progresa físicamente la humanidad porque cada año se batan récords deportivos que parecían imbatibles?
  6. ¿Progresa físicamente la humanidad porque cada año se batan récords deportivos que parecían imbatibles?
  7. El reloj, de pulsera o de arena, nos come la vida. (...) El cronómetro implacable materializa el tiempo que, como una rata, roe mi vida sin cesar.
  8. El reloj de arena representa la vida: en el momento del nacimiento el vaso superior está lleno y luego, inexorablemente, se vacía hasta el final... ¿Cuánta arena me queda?
  9. Según el contexto, tantra significa lanzadera, trama (del tejido), continuidad, sucesión, descendencia o también proceso continuo, desarrollo de una ceremonia, sistema, teoría, doctrina, obra científica, sección de una obra. Por último, tantra designa una doctrina mística y mágica o una obra que se inspire en ella.
  10. Un asana yóguico es una mecánica de precisión y el -poco más o menos- es una moneda que nunca tiene curso en yoga. Un error de detalle. Infimo en apariencia, puede amputar al ejercicio de una fracción importante de sus efectos y aún, en ciertos casos, ir contra el fin propuesto.
  11. Si es posible, practique al aire libre. Lo ideal sería realizar las asanas en la playa, a la orilla de un lago o de un río, orientado al sol naciente. En su defecto, utilice el jardín o la terraza, o si no puede, hágalas en una habitación bien aireada y con buena temperatura.
  12. Perfeccionar su yoga no significa, de ningún modo, complicarlo o acrobatizarlo (si se me permite este neologismo). Perfeccionar su yoga es hacerlo mas verdadero, mas eficaz. Perfeccionar un asana es ejecutarla de manera que responda a la definición de Alain Daniélou �la mejor que conozco-: "permanecer inmóvil, largo tiempo, sin esfuerzo, en un asana".
  13. Las personas ansiosas sufren del síndrome del tiempo: fabrican adrenalina, insulina e hidrocortisona en exceso, su estómago segrega demasiado ácido, respiran demasiado rápido, tienen contracturas musculares y una alta tasa de colesterol. La prisa hace morir más pronto, de infarto, por ejemplo.
  14. Para el tantra el universo es Conciencia y Energía asociadas. En la práctica, esto lleva al respeto total de toda vida, sea animal, vegetal o bacteriana. Cuando alguien perjudica cualquier forma de vida perjudica su propia vida: la ecología se vuelve cósmica.
  15. Para nosotros, todo lo nuevo es necesariamente mejor. Todo cambia, todo se mueve, por lo tanto todo progresa y mejora. Esta noción de progreso, en tanto valor absoluto, es tan perniciosa y abstracta como el tiempo lineal. Y un factor suplementario de estrés.
  16. (...) Mejor sería "el espíritu de la nación", porque una verdadera nación se forma incluso con etnias muy diferentes, a condición de que la geografía y la historia las hayan mantenido unidas durante un tiempo suficientemente largo.
  17. Si el brahmanismo se ha nutrido ampliamente del tantrismo, del cual ha tomado en préstamo muchas prácticas mágicas y procedimientos sexuales, sin embargo son los brahmanes y no los tántricos los que han comercializado el sexo en el templo.
  18. Aunque las asanas, o posturas yóguicas, no sean sino un aspecto del yoga, para el Occidental sedentario representan una parte capital de su práctica y le procuran efectos rápidos y tangibles, además de prepararlo para otras formas de yoga.
  19. La respiración es el gran volante vital. Es posible abstenerse de alimento sólido durante semanas, de liquido durante algunos días; pero privados de aire falleceríamos en unos pocos minutos.
  20. (...) Estas nociones de tiempo lineal, cíclico o sagrado no están explicitadas, ni siquiera citadas, en el tantra, en la india. Es sencillo: el tiempo lineal es una abstracción occidental, moderna, y la ignoran.
  21. La vida, la conciencia y la mente son, según el tantra, diversos aspectos de la energía cósmica, más o menos sutiles, pero tan concretos y materiales como la gravitación o el electromagnetismo.
  22. Salvo razón de fuerza mayor, practique cada día, en el mismo sitio y a la misma hora. De este modo acondicionará su organismo, que reaccionará cada vez mejor a las asanas.
  23. El yoga le proporciona salud y longevidad mediante los asanas que devuelven la flexibilidad a la columna vertebral, verdadero eje vital, calma sus nervios sobreexitados, relajan sus músculos, vivifican sus órganos y sus centros nerviosos.
  24. Si no se dispone de tiempo, es preferible disminuir el número de asanas en lugar de acelerar su ejecución, lo que el hombre occidental estaría a menudo tentado de hacer.
  25. Según las concepciones hindúes, toda técnica, proseguida con asiduidad y concentración, puede conducir al nivel superior de conciencia que corresponde al estado de yoga. Se puede hablar así del yoga del arte, del yoga de la ciencia, del yoga de la gramática, del yoga del amor, del yoga de la meditación, etcétera. Pero tomado como tal, cada yoga implica una disciplina rigurosa y precisa.
  26. Hay tanta diferencia entre la manera como respira un adepto del Yoga y un no iniciado, como entre un pillastre que chapucea en un estanque y un campeón. El primero se debate, gasta muchas energías y apenas logra flotar y desplazarse: el segundo avanza rápidamente y sin esfuerzo. Toda la diferencia proviene de la técnica y del ejercicio. Aprendamos a respirar correctamente; la recompensa será maravillosa.
  27. El tantra no aporta ningún dogma -felizmente-, pero eso no implica que un adepto tántrico deba rechazar los suyos, si los tiene. Si su religión se los propone, perfecto, pero el tantra en sí no se los proporcionará. El tantra, que entre otras cosas es una búsqueda de lo Real, no está, pues, en conflicto ni con la ciencia, ni con la religión: nada nos obliga a aceptar la idea de una conciencia que impregna todo el universo material.
  28. (...) Pero hay obstáculos físicos mucho más temibles: esos abdómenes duros y contraídos que impiden la respiración y contraen toda la personalidad. Esos tórax rígidos como corazas, esos diafragmas inmovilizados por acumulaciones de gas en el tracto qastro-lntestinal, también ellas causadas por espasmos. Es preciso primero descontracturar todos esos músculos en permanente tensión, los que, mejor que un corsé, impiden cualquier respiración normal; he aquí el motivo por el que la relajación es la puerta de entrada del yoga.
  29. El tantrismo se encuentra indirectamente en el origen de los templos-burdeles. Pues, en realidad, ¿Por qué había sexo en los templos? Nosotros, los occidentales, para quienes lo espiritual excluye lo sexual, no comprendemos que para el tantra el sexo sea sagrado. De modo que los primeros templos eran el lugar privilegiado de las pujas tántricas. Esto suscita una pregunta: ¿No era ya una forma de prostitución? No, pues es totalmente diferente la actitud ante la mujer, ante la feminidad. Para el tantra, la mujer y los valores que ella encarna son sagrados, y por tanto respetados.
  30. Nuestras células dependen de la sangre para su aprovisionamiento de oxigeno. Si por sus arterias circula sangre pobre en oxigeno, la vitalidad de cada una de sus células se encuentra disminuida: "realice" esta verdad primera, imprégnese de ella, dese cuenta de que millones de células, dispuestas a servirle fielmente hasta el límite de sus fuerzas, son tributarias del aporte de oxigeno que les llega por intermedio de ese líquido mágico: la sangre. Su deber, en sentido estricto, es el de asegurarles este aprovisionamiento de oxigeno al que tienen derecho.
  31. El tantra considera que cada célula es un ser viviente, consciente por sí mismo, dotado de un psiquismo, de emociones, de memoria, (...) El cerebro pierde la exclusividad de la conciencia, que se convierte en una propiedad de todo el cuerpo. Si la conciencia y/o el espíritu existen en mi cerebro -todo lo que está aquí está en todas partes-, ellos impregnan también todo el organismo. El cuerpo ya no es la carcasa, el harapo, el obstáculo a la vida espiritual o -en el mejor de los casos- el "buen servidor": la espiritualidad existe en todos los niveles corporales.
  32. Reacción "lógica": huir hacia adelante. ¿Es limitado el tiempo? Llenémoslo al máximo. Para ello, hay que producir más, gozar más, adquirirlo todo, inmediatamente, y apresurarse más y más. Reloj y calendario se convierten en importantes factores de estrés: este trabajo debe estar terminado antes de...Para vivir más, se vive más rápido, se corre más rápido, se rueda más rápido, se vuela más rápido. (...) Resultado: se muere también más rápido, porque la prisa nos presiona, nos enloquece y desarregla nuestros ritmos biológicos en relación con los del universo.
Obras Destacadas:
  1. Aprendo yoga (1968)
  2. Pranayama (1971)
  3. Perfecciono mi yoga (1970)
  4. Tantra. El culto de lo femenino (1990)
  5. Mi yoga (1981)
  6. 2x7 días para rejuvenecer (1988)

Fuente: Frases Y Pensamientos


André Van Lysebeth

Esta categoría está vacía.