Imagen alojada por servimg.com

Alexander Solzhenitsyn

Imagen alojada por servimg.com

11 de diciembre de 1918 Krai de Stávropol, Rusia 3 de agosto de 2008 Moscú, Rusia

Escritor e historiador ruso, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1970.

  1. Al llegar a pensar todos iguales, una ventisca no sirve a nadie.
  2. Sobre la superficie de una corriente rápida es imposible distinguir los reflejos, tanto próximos como lejanos; aunque el agua no sea turbia, aunque la espuma no la cubra, la constante oscilación de la corriente, el inquieto burbujear del agua hacen que los reflejos sean deformes, imprecisos, incomprensibles.
  3. No todo asume un nombre. Algunas cosas van más allá de las palabras.
  4. Uno nunca debe dirigir a las personas hacia la felicidad, porque la felicidad es también un ídolo del mercado. Uno debe dirigir hacia ellos el afecto mutuo.
  5. Un estado en guerra sólo sirve como excusa para la tiranía doméstica.
  6. Si uno es siempre prudente, ¿puede seguir siendo un ser humano?
  7. La próxima guerra... bien puede enterrar para siempre la civilización occidental.
  8. Nuestra amarga experiencia nacional contribuirá, en caso de nuevas condiciones sociales inestables, a prevenirnos contra fracasos funestos.
  9. Al final de mi vida, espero que el material histórico (...) que he recogido entre en las conciencias y la memoria de mis compatriotas.
  10. No tengo ninguna esperanza en Occidente, y ningún ruso debería tenerla. La excesiva comodidad y prosperidad han debilitado su voluntad y su razón.
  11. La justicia es conciencia, no una conciencia personal, sino la conciencia de toda la humanidad. Los que reconocen claramente la voz de su propia conciencia por lo general también reconocer la voz de la justicia.
  12. Los más impredecible y sorprendente para nosotros será el curso de los acontecimientos futuros.
  13. No es que la verdad sea demasiado difícil de hallar, muchas veces está en la superficie. Pero es más cómodo y fácil buscar una idea que concuerde con nuestros deseos, sobretodo egoístas.
  14. Para nosotros, en Rusia, el comunismo es un perro muerto, mientras que, para muchas personas en Occidente, sigue siendo un león que vive.
  15. El reloj del comunismo ha dejado de funcionar. Sin embargo, su construcción concreta aún no ha llegado a caer. Por esa razón, en lugar de liberarnos a nosotros mismos, debemos tratar de salvarnos de ser aplastados por sus escombros.
  16. Precipitación y superficialidad son las enfermedades psíquicas del siglo XX, y más que en cualquier otro lugar, esta enfermedad se refleja en la prensa.
  17. La literatura que no es aliento para la sociedad contemporánea, que no se atreve a transmitir los dolores y los temores de la sociedad, que no advierte a tiempo las amenazas contra la moral y los peligros sociales, no merece el nombre de literatura, sino que es sólo una fachada. Esa literatura pierde la confianza de su propio pueblo, y sus obras publicadas se utilizan como papel higiénico en lugar de ser leídas.
  18. En nuestro país la mentira se ha convertido no sólo en una categoría moral, sino un pilar del Estado.
Obras Destacadas:
  1. Archipiélago Gulag (1973)
  2. El primer círculo (1968)
  3. El pabellón del cáncer (1969)
  4. Agosto 1914 (1971)
  5. Archipiélago Gulag 2 (1975)
  6. Archipiélago Gulag 3 (1978)

Fuente: Frases Y Pensamientos


Alexander Solzhenitsyn

Esta categoría está vacía.