Imagen alojada por servimg.com

Albert Jacquard

Imagen alojada por servimg.com

23 de diciembre de 1925 Lyon, Ródano, Francia - 11 de septiembre de 2013 París, Francia

Escritor, ensayista, profesor, filósofo, biólogo y genetista francés distinguido con la Orden del mérito francés

  1. La naturaleza elige siempre.
  2. Sin imaginación no puede haber creación.
  3. La ciudad ideal es aquella en la que todo es escuela.
  4. La única guerra justa es la guerra contra la miseria.
  5. La primera condición de toda comunicación es el respeto.
  6. Sin el hombre, el universo es un continuo sin estructura.
  7. Todo poder es provisional, siempre llegará el último día.
  8. Es difícil el equilibrio entre el caos y el exceso de orden.
  9. Olvida la palabra "verdad", prefiere la palabra "autenticidad".
  10. La razón no puede dar respuesta a todo, y esto es evidente y doloroso.
  11. Mi discurso será siempre sincero, lo que no implica que sea verdadero.
  12. Leer tiene la ventaja de que los autores nunca se burlan de mi ignorancia.
  13. Tenemos libertad, pero no tenemos la libertad de elegir dejar de ser libres.
  14. El debate permanente es el único antídoto contra la manipulación de la opinión.
  15. Podemos enseñar a una computadora para decir "Te amo", pero no se le puede enseñar a amar.
  16. El totalitarismo será siempre una tentación, las decisiones se toman más rápido que en democracia.
  17. La libertad no consiste en hacer cualquier cosa sólo porque nos viene en gana, eso es un capricho.
  18. La verdad no se posee, se busca. La felicidad no es beber de la fuente, sino ir acercándose a ella.
  19. No se puede avanzar en el conocimiento si la razón no cuenta con la imaginación, no habría creación.
  20. Las democracias deben encontrar los medios que permitan nombrar jefe a quien no desea ni busca serlo.
  21. La naturaleza nos ha hecho diferentes, pero no ser iguales no significa superioridad ni inferioridad.
  22. Expresar una idea es una actividad difícil que debe ser practicada, la televisión elimina este ejercicio.
  23. Soy incapaz de explorar mi inconsciente, pero el piloto del barco, a pesar de los remolinos, sigo siendo yo.
  24. Si se introduce en el proceso de comunicación la mentira o la mala fe, habrá manipulación, que puede ser recíproca.
  25. La ociosidad se dice que es la madre de todos los vicios, pero el exceso de trabajo es el padre de todas las ofertas.
  26. La función de la escuela es integrar un hombrecito en la comunidad humana, o sea introducirlo en la red de hermanos humanos.
  27. La bulimia consumista de las sociedades ricas nos encamina hacia un drama ¿Cómo no ven que esta ceguera nos conduce hacia la catástrofe?
  28. Preguntarse cuántas pizzas vale la educación de un niño, o su curación, es un error diabólico de los economistas. Es caer en la barbarie.
  29. La ética no consiste en formular preceptos caídos o dictados desde el cielo, sino que es consecuencia de tomar consciencia de lo que somos.
  30. La comunicación es compartir, y compartir es el acto que nos constituye. Si creemos que este acto es imposible, rechazamos cualquier proyecto humano.
  31. Antes de actuar hay que observar con lucidez una realidad no siempre grata, hay que tomar consciencia de las dificultades para transformar esta realidad.
  32. Quienes han provocado dramas por falta de lucidez dicen que no fue ésa su voluntad, pero la falta de lucidez es un crimen cuando se tiene una responsabilidad.
  33. La búsqueda del conocimiento no debería aceptar límites, pero "hay cosas que es mejor no hacer" decía Einstein, o sea que la ciencia debe someterse a la ética.
  34. Una de las consecuencias de la mundialización de la economía es la desocupación y la esclavitud. A excepción de algunos financistas, los demás salimos perdiendo.
  35. La serenidad es una de las formas de la felicidad, y puede existir en ausencia de placer. El placer nos lo da el cuerpo, la felicidad es armonía en nuestra persona.
  36. Usted tiene que ser un ciudadano, es decir, "hacer política". Por supuesto, al hacer esto se correr el riesgo de equivocarse, pero no hacerlo es asegurarse de que salga mal.
  37. La educación es como un arte, es una creación perpetua progresando siempre. (...) El sistema educativo se puede definir como el lugar donde se enseña y donde se practica el arte del juego.
  38. Ser miembro pleno de la especie humana no puede reducirse a ser sólo un consumidor, sino que consiste en ser depositario del tesoro de preguntas y respuestas acumulado progresivamente por quienes nos precedieron.
  39. La educación es como un arte, es una creación perpetua progresando siempre. (...) El sistema educativo se puede definir como el lugar donde se enseña y donde se practica el arte del juego.
  40. Ser miembro pleno de la especie humana no puede reducirse a ser sólo un consumidor, sino que consiste en ser depositario del tesoro de preguntas y respuestas acumulado progresivamente por quienes nos precedieron.
  41. La educación consiste en tomar a un niño de la mano para sacarlo de sí mismo y abrirle los ojos a que todo ser humano es algo excepcional, darle las claves de las ciencias y hacer de él alguien exigente par sí mismo y los demás.
  42. La tolerancia es una actitud ambigua. Tolerar es juzgar y considerarse muy bueno por aceptar al otro. Es necesario avanzar en otra dirección, tomando en cuenta como enriquecedoras las aportaciones del otro que difieren con las nuestras. Más diferentes, más ricas.
  43. La elección inicial, de la que despegan todos los otros, es la mirada que llevamos sobre nosotros mismos y nuestros semejantes. O esa mirada es portadora de respeto, o de desprecio. Pero, una vez que la elección se ha hecho y proclamado, es preciso extraer las consecuencias. La peor actitud es la de exponer, como lo hacen tantas sociedades, la elección del respeto, y comportarse cotidianamente aceptando el desprecio. Tal es el caso de las naciones que se refieren oficialmente al Evangelio y ponen en su arsenal jurídico la pena de muerte. Es inhumano todo acto que envilece a la persona humana. Pero en el caso de los nazis, un umbral suplementario fue abierto en la monstruosidad; no atacaron solamente a las personas, sino a las colectividades que deseaban extraer de la humanidad, como se extrae un diente enfermo. Su crimen es tal que el adjetivo inhumano es insuficiente, serían necesarias palabras nuevas mostrando que ellos destruían aquello que es específico a nuestra especie; y que lo destruían a la vez en sus víctimas y en ellos mismos.
Obras Destacadas:
  1. Pequeña filosofía para no filósofos (1997)
  2. Mi utopía (2006)
  3. El legado de la libertad (1986)
  4. ¿Un mundo sin prisiones? (1993)
  5. Yo acuso a la economía triunfante (1996)
  6. Detenga los Juegos (2004)

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Albert Jacquard

Esta categoría está vacía.