Imagen alojada por servimg.com

Albert Espinosa

Imagen alojada por servimg.com

5 de noviembre de 1973 Barcelona, España

Escritor, novelista, dramaturgo, actor, director de teatro e ingeniero industrial español, autor de "4 bailes" (2002),

  1. Siempre apuesta lo que no necesites.
  2. Si crees en los sueños estos se crearán.
  3. Todo lo que ocultas es lo que más muestra de ti.
  4. Hay cosas que el paso de los años no nos arrebata.
  5. El goce de ganar nunca debía ser superior al de perder.
  6. La felicidad no existe. Sólo existe ser feliz cada día.
  7. Si tu me dices ven, lo dejo todo...Pero dime ven. Y voy.
  8. Si preparas bien lo que debes hacer, todo saldrá perfecto.
  9. Poca es la gente que no claudica a vivir de forma mediocre.
  10. Compartir la pasión del otro es la mejor manera de conocerle.
  11. Recuérdalo, el dolor es momentáneo. Es tu enemigo y tu aliado.
  12. No puedo vivir sin ti. -Sí que puedes. -Puedo pero no quiero.
  13. Para vivir, hace falta vivir... Creo que no deberíamos olvidarlo.
  14. No soples tan sólo en los cumpleaños. Sopla y pide, sopla y pide.
  15. Demostrar emociones que no sientes es algo muy rentable en este mundo.
  16. Me encanta cuando descubro pasión; la pasión es lo que más me interesa.
  17. Las abolladuras dan vida... Ahora es vida compartida en una misma noche.
  18. Lo difícil no es aceptar cómo es uno, sino cómo es el resto de la gente.
  19. A mí me emociona todo lo que tú haces, simplemente porque es parte de ti.
  20. Si quieres mucho, amas, es el grado superior, es automático, no busques más...
  21. Es increíble cómo la vida da tantos vuelcos cuando ni tan siquiera lo esperas.
  22. Y es que el Sr. Martín era un hombre pasional, un hombre que amaba imposibles.
  23. Ese amor no deseado, ese deseo no correspondido, es un gran regalo que te hacen.
  24. La dificultad de la pendiente te hace olvidar que no paras de progresar y subir.
  25. Tengo muchos que me esperan fuera si la cosa va mal, pero nadie si la cosa va bien.
  26. Los noes tienen que ser aceptados. No dudes de ti; si diste un no, confía en ese no
  27. ¿O acaso puedes admirar algo que no envidias? ¿O puedes envidiar algo que no admiras?
  28. Yo quiero seguir siendo diferente y luchar contra aquellos que desean que seamos iguales.
  29. Es mejor perderse de pequeño...Porque si te pierdes de pequeño...No te perderás de mayor.
  30. Olvidarse de reír, un olvido imperdonable a cualquier edad. Un pecado mortal en la infancia
  31. ¿Qué es estar vivo? (...) Estar vivo es... Dar vida. Dar vida a los que te rodean, recuérdalo.
  32. Energía es lo que yo veo en todo este mundo. Las energías no se pueden fingir, son las que son.
  33. Con el tiempo he descubierto que los códigos tienen sentido en lo laboral, en lo personal jamás.
  34. Nunca se sabe qué encontrará uno tras una puerta. Quizá en eso consiste la vida: en girar pomos.
  35. Me topé con una gran persona que intentó enseñarme la importancia de ser diferente en este mundo.
  36. Cuando crees que conoces todas las respuestas, llega el Universo y te cambia todas las preguntas.
  37. Lo mejor de recordar es que puedes regresar cuando lo deseas, nadie te puede robar o impedir eso.
  38. Me activan las injusticias, el dolor ajeno, el dolor propio, las humillaciones y la incomprensión.
  39. Hay gente en este mundo especialista en destrozar tus esperanzas. Se dedican a ello sistemáticamente.
  40. Lo bueno de escribir las cosas es que te das cuenta de que esta vida es cíclica: todo vuelve y vuelve.
  41. Traumas de la infancia, al fin y al cabo es lo que somos cada uno de nosotros, traumas de la infancia.
  42. Traumas de la infancia, al fin y al cabo es lo que somos cada uno de nosotros, traumas de la infancia.
  43. Y es que hay veces que una pareja arrastra tanto que ni el amor es suficiente... Ni el amor es suficiente
  44. A veces, el mundo parece muy complicado, un puzle que no entiendes hasta que aparece la pieza definitiva...
  45. El hijo esperó pacientemente al lado de su cama hasta que llegó ese último aliento de su padre... Y lo capturó.
  46. Creo que cualquier persona que llegue a los sesenta debe ser admirada. Vivir tantos años es un acto de valentía.
  47. Lo que te prohibieron, lo que no te dieron, lo que te obligaron a aceptar y lo que te arrebataron crean tu carácter.
  48. Nos dijisteis que hiciéramos el amor... y no la guerra. Os hicimos caso, ¿por qué entonces el amor nos hace la guerra?
  49. Decía que los puntos finales facilitan la vida a la gente. Los puntos aparte y los suspensivos incrementan la inteligencia.
  50. Es increíble cuando piensas que nunca dirás algo, te lo prometes, te lo juras, pero en un instante te encuentras diciéndolo.
  51. Quien cree que el dinero lo hace todo, acaba haciéndolo todo por dinero... Cuando sólo es rico el que sabe limitar sus deseos...
  52. Es imposible entender una relación si no has visto a una pareja discutir, amarse y dormir junta. (...) Discutir, amar y dormir...
  53. A veces te vas por las ramas para no tener que ir directo a la raíz. Sobre todo si la raíz es dolorosa y puede derribar el árbol.
  54. La vida me ha recordado en numerosas ocasiones que siempre hay un peldaño inferior al inferior y también uno superior al superior.
  55. Querer es siempre más valioso a que te quieran. Querer mueve y detiene mundos. Que te quieran si tú no quieres, te acaba aletargando.
  56. Me gusta dormir, quizá es lo que más me gusta en esta vida. Desde pequeño he pensado que dormir te aparta del mundo, te hace inmune a sus ataques...
  57. Perder puede ser gozoso, pues te hace entender mejor el valor de ganar. Además, con el tiempo, las pérdidas siempre se acaban convirtiendo en ganancias.
  58. Cada año de mi vida he buscado doce perlas. Doce personas que no conociera pero que se me aparecieran y marcaran mi mundo de tal manera que mi yo virara.
  59. Has de batallar con tu propio organismo, hacerle entender que todo esto es bueno para él. El cuerpo es nuestro mayor enemigo y a la vez nuestro mejor aliado.
  60. Quizá ese es el sentido de la vida, todos somos ignorantes que ignoramos cosas diferentes hasta que desaparecemos... El conocer la verdad nos permite marchar.
  61. Siempre he creído que en la vida hay personas que te alimentan, que te quieren y que necesitas de tal manera que cuando los pierdes nadie puede llenar ese vacío.
  62. Cuántas veces en la vida, al revivir en nuestra piel situaciones que otras personas han sufrido, descubrimos la gravedad, el dolor y los inconvenientes que eso supone.
  63. Mi odio hacia alguien que le quita a un niño parte de su infancia es grandioso. A mi entender, ése es uno de los mayores crímenes que existen, ese robo de la inocencia...
  64. "Rompí a llorar", me encanta esa expresión. No se dice "rompí a comer" o "rompí a caminar". Rompes a llorar o a reír. Creo que vale la pena hacerse añicos por esos sentimientos...
  65. Ojalá siempre intentáramos entender a las personas antes de juzgarlas. Y ojalá la gente fuera capaz de ser honesta y contarnos su vida para que pudiéramos valorarla con comprensión.
  66. Sin duda alguien genial decidió dotarnos de humor, la salvación a todos nuestros conflictos... Un sentimiento extraño que nos permite darle la vuelta a todo, cuando y como deseemos.
  67. No pienses en tendencias sexuales. Las tendencias tan sólo reflejan miedo a la diferencia y a lo que no comprendes. Tan sólo debes aceptar que están proyectando en ti un sentimiento.
  68. Cuando alguien muere se transforma en la gente que ha conocido. Sus recuerdos perduran, su vida se divide entre la gente que lo conoció. Es como si se multiplicaran entra mucha gente.
  69. A veces, las palabras son las que te proporcionan los caminos. Pocas palabras pueden engendrar en uno una idea. A veces las frases más importantes son las que menos importancia creemos que tienen.
  70. Ella no creía en finalizar ni discusiones, ni charlas ni espectáculos de danza. Decía que los puntos finales facilitan la vida a la gente. Los puntos aparte y los suspensivos incrementan la inteligencia.
  71. Pensé en mi madre. Ahora entiendo por qué me sentía así: No se había ido la persona que más había querido, se había ido la persona que más me ha querido. Es duro perder a la persona que más te ha querido.
  72. La gente es tan falsa... Desde hacía un año no creía a nadie. Paso algo y todos me dieron la espalda... No quiero decir que no estuvieron a mi lado, ahí estuvieron los primeros días, pero después desaparecieron...
  73. Afina tu cuerpo y tus propias energías, así estar encauzado para poder lograr las otras que necesitas ¿Sabes cuantas energías has de encontrar para completar tu vida? (...) Tan sólo cuatro que te impacten. Es suficiente.
  74. Siempre muestran el cáncer de vómito y dolor físico y nunca a los supervivientes. Puedo contar con ambas manos la gente que ha sobrevivido al cáncer. No todo el mundo muere de cáncer, también se sobrevive, y no solo en Houston.
  75. Más que en Dios, yo creo en la sensación de la gente buena. Creo que hay gente buena que te marca caminos. Y yo he podido conocer a mucha gente buena. Cuando conozco a alguien bueno y sabio, pienso que he encontrado a un pequeño dios.
  76. Sí, siempre he pensado que los sueños son anuncios; algunos largos como publirreportajes, otros cortos como tráilers y otros minúsculos teasers. Y todos hablan sobre nuestros deseos. Sin embargo no los entendemos porque es como si los rodara David Lynch
  77. Con el tiempo, algunas perlas pasan a ser diamantes. Cada ochenta o noventa perlas aparece un diamante... Un diamante, para que me entiendas, es una de esas personas que se hace tan básica y tan importante en tu vida que parece creada únicamente para ti...
  78. Recuerdo que mucha gente pensó que todos los que dejasen de dormir venderían su cama. No pasó; la cama aún tenía muchas funciones en la vida de esa gente: amar, tener sexo, descansar con los ojos abiertos, tumbarse, vivir... Se vendieron más camas que nunca.
  79. Jamás nos mentiremos... Escúchame bien, eso implica algo más que ser sincero... En este mundo mucha gente es falsa... Las mentiras te rodean... Saber que existe un archipiélago de personas que siempre te dirán la verdad vale mucho... Quiero que formes parte de mi archipiélago de sinceridad.
  80. Lo que nos gusta no es nuestro camino, ni tampoco lo que no nos gusta. A veces el rumbo puede estar en lo que nos provoca indiferencia, en aquello que no nos apasiona ni aborrecemos. Has de confiar en ti, no en lo que crees que te gusta a ti... La senda no la marca lo que te gusta a ti, sino que la marcas tú...
  81. Mucha gente cree que jamás viajaremos al futuro, pero yo creo que lo hacemos cada noche. Duermes y cuando despiertas han pasado cosas increíbles: se han firmado tratados, han cambiado los valores de la bolsa, hay gente que ha roto con su pareja o se ha enamorado en otras partes del planeta, donde la vida sigue...
  82. (...) El primer paso es insoslayable y es el de deprimirse. Necesitas esa fase de duelo para afrontar esa pérdida con conocimiento. La gente pretende estar bien una semana después de perder a alguien y eso no es sano. La muerte no es una pérdida, es un depósito, una ofrenda de vida. Si se comprende esa pérdida, se valora lo perdido.
  83. Me gustan los ordenadores. Me gusta saber que cuando algo no funciona puedes apagar y encender de nuevo el ordenador; es una solución mágica. Creo que no estaría mal que ocurriera lo mismo con las personas, que cuando no entendieras a alguien, cuando algo fuera realmente extraño, pudieras reiniciar a esa persona, apagarla y encenderla de nuevo.
  84. Lo primero que pierdes con el cáncer son las caricias y los abrazos. Todo el mundo te da golpes en la espalda, pero casi nadie te abraza o te acaricia. Todo el mundo tiene miedo de mostrar sus sentimientos porque eso significa que piensan que puedes morir. Había un médico que siempre me tocaba el pelo y la nuca. Me daba la sensación de que viviría, de que era importante.
  85. Tenemos miedos. Todos tenemos miedos, aunque lo bueno de esta vida es que casi nadie nos pregunta cuáles son los nuestros. Los intuyen, los huele, se encuentran con ellos en un día en un aeropuerto, en medio de una calle oscura, al subir a un autobús en una ciudad desconocida... Y de repente se dan cuenta de que somos miedosos al volar, a la oscuridad, a que nos roben o a amar y entregar en el sexo parte de nosotros.
  86. La gente viola con sus sueños: viola la intimidad, viola el lenguaje con el que se expresa, viola esa imagen como mejor le parece. Cuántas veces he tenido sexo con gente en sueños y al día siguiente no me he atrevido ni a saludarla, pensando que en el "buenos días" se notará las "buenas noches que hemos pasado". Quizá el mundo iría mejor si contásemos nuestros sueños eróticos a los que han sido protagonistas de ellos.
  87. Cuando estaba en el hospital, había dolor y sufrimiento, pero también había felicidad. Yo era un niño y un adolescente con cáncer. Pero pesa más la palabra "niño" o "adolescente" que la palabra "cáncer". Cuando ahora voy a ver a niños al hospital, noto que tienen esa fuerza que a mí me salía cuando estaba enfermo. Y cuando sales, pierdes el miedo a la muerte. Y perder el miedo a la muerte es una de las cosas que me dio el cáncer.
  88. Cuando volvíamos al hospital le pregunté: "¿Por qué te gusta tanto mirar coches, Marc?". Me miró y contestó: "¿Por qué os gusta tanto mirar el sol?". Yo le dije que no mirábamos al sol sino que el sol era lo que nos proporcionaba... Que nos bronceábamos... Que era agradable... Que... La verdad es que no sabíamos por qué mirábamos el sol. No juzgar; ésa fue la gran lección que aprendí ese día de aquel niño. (...) Encuentra lo que te gusta mirar y míralo.
  89. De ahí su teoría del retrovisor... y es que había observado muchas veces el cuerpo humano y decía que nos faltaba insertarnos un retrovisor para ver qué había detrás nuestro. Consideraba que no tenía sentido que siempre miráramos adelante sin saber las oportunidades que hay detrás... ella opinaba que lo que nos precede tiene la clave de lo que nos acontecerá... decía que le parecía increíble que todos fuéramos por la calle con ese cuerpo humano sin retrovisor....
  90. Todo cambia por la noche... En plena madrugada fíjate en los edificios altos y verás que hay pocas luces encendidas, muy pocas. Casi todo el mundo duerme, tan sólo hay algunos que están despiertos... Y ésos son los que buscan y los que encuentran. A esas altas horas de la noche, en las que todo el mundo duerme, ellos están amando o gozando de conversaciones intensas... Y ese sentimiento y esas palabras cambian su vida. Siempre debes poner en tu vida más noches que días...
  91. ¿Nunca has parado el mundo? � ¿Qué es parar el mundo? �Parar el mundo es decidir conscientemente que vas a salir de él para mejorarte y mejorarlo. Para poder moverte y moverlo mejor. En ese tiempo debes intentar que nadie ni nada te cree problemas. Alimentarte de buena literatura, de buen cine y, sobre todo, de la conversación de una única persona que te inspire en este mundo. ¿Y sabes qué...? � ¿Qué? �Dije emocionado y fascinado. �Luego el mundo te premia. El universo conspira a favor de los que lo mueven. Y ésos son los que lo paran.
  92. El baile de despedida de mi pierna. El médico me dijo que le hiciera una fiesta de despedida e invitase a toda la gente que tuviera algo que ver con la pierna. Invité a un portero de fútbol al que había metido goles, a una chica con la que había hecho piececillos. (...) Recuerdo que, cuando me la cortaron, no tenía esa sensación fantasma de que aún la sientes, aunque no la tengas. Porque ya me había despedido de ella. Hasta el fantasma se fue. Ahora, fíjate, tengo la suerte de poder decir que soy de los pocos que tienen un pie en el cementerio. Ahí está mi pierna para demostrarlo. Ese recuerdo es imborrable. Cuando desperté y vi que no tenía la pierna, tuve la sensación de que las pérdidas se convertirían, con el tiempo, en ganancias. No perdí una pierna, gané un muñón.
Obras Destacadas:
  1. 4 bailes (2002)
  2. No me pidas que te bese, porque te besaré (2004)
  3. El mundo amarillo (2008)
  4. Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo (2010)
  5. Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven (2011)
  6. Brújulas que buscan sonrisas perdidas (2013)

Fuente: Frases Y Pensamientos


* Albert Espinosa

Esta categoría está vacía.